martes, 4 de febrero de 2014

Mirarse al espejo y ser solo una silueta dibujada con las más complejas preguntas.

¿Por qué pintar de gris distancia las nubes de este cielo azul caricias? ¿Por qué escoger el camino más corto sabiendo que en todos los cuentos siempre es el más peligroso? Hay tantas preguntas referidas a esto, tantos desencuentros, demasiados "yo por encima de ti". Me entristece pensar que en el final de este mundo hay un acantilado de típicos discursos para recordar olvidar. Es todo como ese violento viento que sacude con fuerza la más frágil esperanza.
Aún recuerdo la primera vez que escuché la más cruel verdad. Él me dijo "no debes esperar que la vida te abrace, así que no busques nunca ese abrazo" y ahora comprendo que tenía razón.
Tal vez por más que leas una y otra vez lo que digo no le encuentres ni sentido ni coherencia pero... ¡Me da igual! Hoy en día se lleva eso de no escuchar y hacer y decir lo que se quiera sin importar como se sienta el resto.

1 comentario:

  1. Lo que sienta el resto, eso deberia ser importante.

    ResponderEliminar